sábado, 29 de noviembre de 2014

Mi reseña sobre "El corazón del lobo negro" de A.V. Cardenet



Esta novela es todo un viaje cultural, es de género histórico - romántico y una combinación perfecta de ambos.

Esta autora se centra en la mitología nórdica y confieso que me fascina todo lo relacionado con ella. Y más si se documenta tan bien como lo está en esta historia. Es un placer navegar entre la parte romántica de los protagonistas y la que nos habla de las costumbres y actos que en aquella época se consideraban algo común: las batallas entre reinos y la adoración a los Dioses paganos

Nos habla de cómo el azar y el destino, a veces trazan líneas complicadas que al final desembocan en aquello que estaba escrito para cada uno. Los personajes de esta novela no lo tienen fácil, ya que además, la protagonista femenina: Ammilie McLeod de Duart, guarda muy bien el secreto de su procedencia cuando OlaLoodrack la encuentra por casualidad en un templo en el que ella se creía a salvo.

Su vida entonces da un giro inesperado, pero para su sorpresa, al final su nuevo hogar acaba siendo su refugio, un lugar donde esconderse y escapar del terrible destino que le aguardaba en casa a manos de su propio padre. También será donde inesperadamente encuentre el amor verdadero.

Si queréis saber qué les depara a estos protagonistas, que se ven envueltos en las enrevesadas líneas dibujadas por el destino, la guerra y la venganza, os animo a leerla. Porque estoy segura de que lo disfrutaréis mucho. Es tan romántico como apasionante y lleno de aventuras e historias increíbles.

Viaja con ellos para descubrir un mundo totalmente nuevo.



viernes, 28 de noviembre de 2014

El amor sin ti - fragmento

Buenos días a todos!! Antes de nada quiero daros las gracias por hacer posible que mi relato, en apenas un día, esté ya en las listas... esperemos que siga ahí!






Os dejo un pequeño fragmento, ya que el relato no es muy largo y no puedo desvelar demasiado... quitaría la magia ;)
Espero que os guste!



Alguien llamó a la puerta. Se levantó y despacio se acercó hasta allí. 

—Servicio de habitaciones —anunció el hombre moreno y atractivo que vio cuando abrió.



—Vaya —dijo con voz seductora—, no he pedido nada.

—¿Está segura, señorita? —dijo este confundido—. Lo siento, pero lo que le traigo no tiene devolución. Me han dado instrucciones muy específicas.

—¿Ah, sí? —preguntó arqueando una ceja—. Entonces pase.

Entró en la habitación del hotel y se dirigió directamente a la cama, dejando a su paso la pequeña bata que la cubría. El hombre se quedó parado en la entrada, desde donde no podía ver a Elisabeth, que estaba en medio de la cama desnuda y con un pañuelo azul celeste anudado al cuello.



—Estoy esperando —soltó en voz alta para que él la escuchara.

Este se armó de valor y dio unos pasos hacia el dormitorio, quedándose con la boca abierta cuando la vio.

—¿Qué es lo que intenta? ¿Acaso pretende seducirme? —dijo con una expresión indignada, pero fascinado por la belleza de Elisabeth—. Yo he venido aquí con un propósito y necesito llevarlo a cabo ahora mismo, ¿te importaría sentarte y taparte un poco, por favor? —preguntó señalando la silla donde minutos antes ella estaba sentada.



Elisabeth estaba un poco sorprendida por su petición, pero estaba decida a seguirle el juego, al fin y al cabo, estaba resultando ser la mar de divertido. Se sentó y esperó.


Podéis adquirirlo aquí.


jueves, 27 de noviembre de 2014

El amor sin ti - Ya disponible!


Ya está disponible mi relato (formato digital) en amazon. A por él!!



Os gusta esta pareja? Se parecen bastante a los protagonistas de "El amor sin ti". Espero que los disfrutéis mucho!




El enlace de compra en amazon.es aquí.

El enlace de compra en amazon.com aquí.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

El amor sin ti

Hola a todos!

Muchos de vosotros sabréis que mi relato está incluido en una Antología de nED (nueva Editora Digital), pero ahora además, estará disponible de manera independiente en amazon. Podréis encontrarlo en kindle y papel muy pronto. 

Espero que os animéis a comprarlo en estas páginas y que disfrutéis de las historias que escribimos varias autoras a principios de este año. Son unos relatos muuuy románticos...

De momento os dejo la nueva portada de mi relato, espero que os guste!!




Sinopsis

Elisabeth está satisfecha con su vida aunque no tenga suerte en el amor.
Siente algo intenso por su jefe, Francisco. Lo malo es que éste sale con Clara, casualmente su mejor amiga. A veces piensa que si alguno de los dos conociera sus sentimientos, quizás no estarían juntos y ella podría haber tenido alguna posibilidad de ser feliz. Pero las cosas no son como parecen…
Detrás de esa relación existen fantasmas ocultos que lo cambiarán todo. Incluso el rumbo de los sentimientos de Elisabeth.
Cuando descubre que su jefe pretende pedirle a Clara que se case con él, su mundo se vendrá abajo. Pero con lo que no cuenta es con que alguien entrará en su vida sin previo aviso.
El amor es impredecible y se dice que nunca elijes de quién te enamoras… ¿Será verdad?

lunes, 24 de noviembre de 2014

Nueva reseña - Mi vampira traviesa

Un millón de gracias le quiero dar a Nerea por su maravillosa reseña!!!!!

La podéis leer aquí.

Me alegro de que la hayas disfrutado..... y tú, ¿quieres ser el próximo en disfrutar de las aventuras de Edith y Jonathan?


La puedes conseguir aquí.

Recuerda que está en promoción hasta el 27 de noviembre. A 0.89€ - no te la pierdas!

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Sorteo Nacional


Apuntaros!! A qué esperáis??



Te lo dije es una novela divertida que no te dejará indiferente.“Si regalaran un diamante por cada disgusto que da la vida, sería multimillonaria”, pensó Victoria cuando encontró a su novio liado con su mejor amiga el día antes de su boda.
En medio de su caos emocional, la empresa para la que trabaja le da dos meses para ir a Escocia, localizar a un conde de nombre impronunciable y convencerle de que debe firmar un contrato de cesión del castillo de Eilean Donan para rodar un spot publicitario.

Te lo dije es una novela divertida que no te dejará indiferente.

Este es el enlace del blog.



Premio Parabatais


No me lo puedo creer!! 
Es el quinto premio del blog y el segundo de este mes!

Muchísimas gracias a Nerea por pensar en mí! Te mando un fuerte abrazo desde aquí!!

Este premio consiste en responder a 10 preguntas de la persona que te lo otorga, dar el premio a 10 blog y hacer tus propias 10 preguntas para los nominados.


Ahí van las preguntas de Nerea:


1. ¿Cuándo empezaste con tu blog?

En 2013, cuando publiqué mi primera novela "Nunca olvides".

2. ¿Cuál dirías que es tu autor favorito?

Susan Elizabeth Phillips. Es una autora maravillosa y la razón por la que yo soy escritora.

3. A la hora de leer un libro, ¿empiezas por el final para ver cómo termina?

No... aunque a veces sí que echo una miradita a las últimas páginas, pero me contengo todo lo que puedo, me gusta ver cómo evoluciona hasta llegar al final.

4. Dime dos de los libros que más te apasionen.

Es complicado escoger solo dos de los muchos que he leído. El primero es mi favorito: "Este corazón mío" de Susan Elizabeth Phillips y el segundo sería "Te doy mi corazón" de Julia Quinn.

5. ¿Por cuál género te decantas más?

Romántica, sin duda. La contemporánea y la histórica dentro de esta categoría.

6. Cuando tienes muchos libros para leer, ¿cómo te decantas para escoger uno?

Tengo muchísimos libros por leer: tanto en papel como en mi kindle pc, así que lo que hago para escoger, es pensar en la lectura que me apetece en ese momento. Suelo ir variando de subgénero dentro de la romántica.

7. ¿Qué sientes cuando terminas de leer un libro? 

Sobre todo nostalgia. Cuando disfrutas de una historia, aunque es una alegría ver cómo terminan (porque suelen tener finales muy felices), da un poco de pena acabarlos.

8. Alguna afición que te apasione.

Leer y escribir.

9. ¿Tienes alguna película con la que te identifiques? (Con los personajes).

Alguna vez me he sentido identificada con las protagonistas, pero no sabría escoger una.

10. Dime qué te aporta la lectura.

Es algo mágico y difícil de explicar con palabras. Es un viaje, una aventura que te hace vivir un sinfín de experiencias nuevas y fascinantes. La imaginación es un mundo maravilloso.



Estos son mis blogs nominados:




Y estas mis preguntas:

1. ¿Qué personaje literario masculino te ha conquistado por encima de otros?
2. Tu libro o libros favoritos.
3. ¿Has usado una "frase de novela" para flirtear alguna vez?
4. Tu actriz favorita.
5. Tu actor favorito.
6. Un lugar a donde te gustaría ir de vacaciones.
7. ¿Qué libro te llevarías a tus vacaciones?
8. Si pudieras "entrar" a vivir en un libro, en cual sería?
9. Una canción que te encante y escuches con frecuencia.
10. ¿Qué nombre o nombres de personajes literarios te han llamado la atención y porqué?



Este es el blog que me nominó: (Nerea).



martes, 18 de noviembre de 2014

Mi vampira traviesa. Capítulo 4

Feliz Martes. A disfrutar con la lectura!!



4





Edith se dejó conducir hasta su mesa y se mantuvo en silencio mientras ordenaba sus ideas, aunque todos sus pensamientos parecían ir en la misma dirección: Rachel Hurt. Algo le decía que debía andarse con ojo con ella. No le gustaba nada en absoluto y no solo porque estuviera con Jonathan, lo cual, se decía una y otra vez a sí misma, no le importaba en lo más mínimo.

Notaba que Ian se debatía entre su curiosidad por lo ocurrido o dejarla tranquila y olvidarlo todo. Al final pareció decantarse hacia un lado.

—¿Por qué has sido tan grosera con Rachel y con ese hombre? —preguntó Ian para entablar conversación.

—Se estaba pasando contigo.

—Porque… ¿me miraba como si fuese un manjar? —bromeó con una sonrisa.

—Oh, vamos. Sabes que no es eso —dudaba si decirle la verdad, pero como tampoco sabía qué era lo que Rachel pretendía al querer entrar en su mente, no veía el peligro inminente y decidió ser sincera—. ¿No sentiste un ligero dolor de cabeza? —Ian asintió confuso y la miró esperando una explicación—. Rachel intentó manipularte entrando en tu mente, pero no sé por qué.

—Vaya, pues es un alivio que no lo hiciera.

—Ya, pero me preocupa que quiera algo de ti, ¿por qué no te vienes esta noche y te quedas en casa?

—Claro, pero la pulsera que me diste me protegerá de ella, ¿verdad?

Edith abrió los ojos como platos. No se creía lo que Ian acababa de hacer. Ya le había explicado que los vampiros podían oír cualquier cosa que ocurriera mientras estuvieran lo suficientemente cerca. Rachel y Jonathan estaban en el mismo restaurante. Podría jurar que pendientes de cada palabra que decían.

Ahora que Ian había mencionado la pulsera que le había regalado para protegerle de que los vampiros pudieran entrar en su mente, ya no le servía de nada; si cualquiera de aquellos dos deseaba manipularle por alguna razón, se desharían de ella y harían lo que quisieran con él. Le importaba lo suficiente como para no permitir que le ocurriera nada.

—Tranquilo, nunca dejaría que te pasara nada —enfatizó la palabra “nunca” y le miró con una sonrisa, que sabía que le haría olvidar cualquier cosa que estuviera pensando.

Le tocó la mano, evitando el contacto con la pulsera de plata, ya que el metal era de las pocas cosas que un vampiro no podía tolerar. Actuaba como barrera contra los poderes vampíricos, claro que no afectaba a la sangre, por eso Ian permitió que se la regalara, ya que le gustaba que le mordiera. Le conmovió que Edith deseara protegerle de sí misma y de otros vampiros con los que pudiera cruzarse, aunque si no lo mantenía en secreto, de poco le servía. Como en ese momento. Solo podía esperar, que ni Jonathan ni su novia, quisieran hacerle daño, porque no pensaba dejarles que lo hicieran.

Apenas probó bocado. Supo que los vampiros se marcharon bastante antes que ellos y se le planteaban muchas preguntas: como los motivos para encontrarse en el mismo restaurante que ellos. No le hacía gracia que hubiera más de los suyos implicados para robar las reliquias de su madre. Aunque Edith no podía saber si aquella estaba en la ciudad por ese motivo y dudaba que Jonathan se lo quisiera decir.

Cuando salieron del restaurante, eran casi las doce de la noche. Subieron a un taxi y Edith estaba tan sumida en sus reflexiones que no notaba que Ian la observaba con interés.

—¿Estás segura de que quieres que me quede contigo esta noche?

—Sí, claro —aseguró volviéndose hacia él—. ¿Por qué lo preguntas?

—No sé, te noto distraída.

La voz y la mirada de Ian no revelaban que estuviera molesto por ello, más que nada se estaba comportando como el amigo que era. Un amigo con el que a Edith le gustaba pasarlo bien, que era el motivo por el que quiso quedar con él esa noche. Que las cosas se hubieran torcido un poco debido a la inesperada aparición de los vampiros durante lo que debiera ser una cena despreocupada y divertida, no tenían por qué fastidiarles por completo la noche. Bastantes problemas les estaban causando ya.

—Me gustaría que me distrajeras tú, como sabes que me gusta… —susurró contra sus labios.

—Eso está hecho.

Sus labios se unieron de manera suave y comedida, ya que estaban en un taxi y Edith notaba que el conductor iba pendiente de lo que ocurría en el asiento de atrás.

Se le escapó una risita cuando sintió crecer el deseo en Ian, haciendo que el suyo aumentara en igual medida. Estaba desesperada por llegar a su apartamento en Park Avenue. Deseaba arrancarse la ropa y deshacerse de la de él igual de rápido, dejando al descubierto su maravilloso cuerpo y disfrutar de él hasta saciarse.

Al cabo de unos pocos minutos, el taxi se detuvo justo en la puerta de su edificio, le pagó y bajaron de forma apresurada. Ian andaba con paso firme y daba tirones de la mano de Edith. Eso le hacía gracia, puesto que era ella la que podía levantarle del suelo con una mano y subir hasta el ático en menos de un segundo, pero le gustaba que se sintiera tan deseoso de su cuerpo, como para manifestarlo con la impaciencia que tenía en esos momentos. Igual que la que Edith sentía. Pero tenía miedo de que pudieran cruzarse con alguien y no le apetecía ser descubierta por su arrebato así que ella se contuvo de usar su fuerza como le hubiera gustado.

Al llegar a su piso y cerrar la puerta, pudieron por fin dar rienda suelta a la pasión contenida.

Edith pasaba sus manos por el cabello rubio de Ian, le parecía tan suave que no podía dejar de hacerlo, entrelazando sus dedos hasta conseguir hacerle suspirar de placer, sabiendo lo mucho que le gustaba a él también.

Ian le sujeto por las rodillas para que quedara a horcajadas y la apretó sin delicadeza contra la pared. Edith era menuda y bajita, así que a él no le costaba nada mantenerla en esa posición. A ella le encantaba.

La agarró con fuerza del pelo para tener libre acceso a su cuello. Edith disfrutaba mucho cuando él se dejaba llevar y la trataba sin miramientos, porque desde luego no era una flor delicada y su cuerpo era mucho más resistente que el suyo.

Al principio les costó mantener un ritmo con el que ambos disfrutaran porque ella debía de andar con cuidado con Ian para no hacerle daño y él la acariciaba como si fuera a romperse, pero pronto se amoldaron a las exigencias del otro y disfrutaban de su contacto al conocerse de un modo tan íntimo.

Edith bajo la cremallera del pantalón de Ian con rapidez y éste se tenso.

—Ve con cuidado, preciosa —dijo con voz entrecortada.

—No puedo, te necesito ya.

No le hizo rogar, porque podía notar la necesidad de Edith, que también tenía el pulso acelerado y la respiración alterada.

—Como quieras —dijo con brusquedad.

Apenas podía hablar con normalidad por lo excitado que le ponía verle tan ansiosa. De una estocada la penetró profundamente. Edith gimió con fuerza. Le besó con ardor y se apretó fuerte contra su musculoso pecho.

—Llévame a la cama, no quiero que los vecinos nos oigan.

Entre risas, Ian la condujo hasta el dormitorio principal. No salió de su interior y con cuidado la depositó entre las sábanas. Inicio un baile lento, pero Edith quería mucho más. Le apretó en el trasero con sus piernas y él cogió la indirecta. La penetró con fuerza y Edith se arqueaba sin control para que entrara en ella por completo.

Un huracán se formó en su interior y unas incontrolables oleadas de placer la hicieron subir al cielo. Ian no tardó en seguirla, ella podía notar que el orgasmo le alcanzaba con fuerza. Saber que le provocaba semejante placer, la encendía y la hacía sentir más poderosa que nunca.

Cerró los ojos y se abandonó al placer que le proporcionaba.

—Edith...

Escuchó su nombre en los labios de Ian, pero una más que inoportuna imagen, cruzó su mente sin poder evitarlo. Por un instante imaginó que era Jonathan el que lo pronunciaba. Pasaron unos segundos, la respiración de Ian se normalizó y se hizo a un lado, junto a ella. Edith miro al techo y se quedó en silencio con una mano en su pecho, cerca su corazón. Como si ese gesto bastara para sosegar sus pulsaciones después de la intromisión del vampiro en sus pensamientos sin ser invitado.

Entonces se dio cuenta de que le había sentido cerca. Estaba en su edificio. Otra vez.

En un par de minutos se encontraba en su puerta. Edith lo mataría si lo había hecho a propósito. No le dejaría meterse en su vida y en su cabeza porque sí. Al parecer ya no podía disfrutar del sexo sin que hubiera alguien merodeando. Y si era una casualidad, bueno, Edith le diría donde podían irse él y su jefe. Estaba harta de que los vampiros le impusieran una suerte que ella no deseaba. No iba a dejar que se salieran ambos con la suya, y si tenía que usar la violencia, no le iba a temblar el pulso, eso seguro.

Se metió en la bañera y se lo tomó con calma, se enjabonó de un modo lento y pausado. Se aplicó una mascarilla en el pelo y se lo aclaró, y cuando notó que estaba preparada, salió de la ducha y se cubrió con una toalla. Se puso crema hidratante y un camisón negro, que contrastaba con su blanca piel. Con una sonrisa pensó que al vampiro le gustaría, pero claro, ella lo hacía por Ian no por él. Pasó un cepillo por su larga cabellera que mojada parecía casi negra.

Secó el pelo con la toalla, sin molestarse en hacerlo con un secador, puesto que notaba desde allí la impaciencia irradiando de todos los poros de la piel del vampiro que esperaba junto a su puerta. Entró en el dormitorio y vio que Ian estaba dormido. Cogió una bata negra que estaba colgada en su armario y se la puso, atándola mientras se dirigía lentamente a la puerta principal.

Jonathan llamó a la puerta y se preguntó por qué lo hacía, ya que sabría que ella se dirigía hacia allí. Cuando la abrió, se encontró con un par de ojos verdes que desprendían llamas de furia y a Edith se le escapó una risa al verle tan molesto por algo que ella desconocía, aunque sospechaba el motivo, y es que no era un hombre demasiado paciente.

—Vaya, si sabes llamar a la puerta. Estoy impresionada.

Las palabras de Edith goteaban sarcasmo por los cuatro costados. El vampiro sonrió levemente y parte de su rabia desapareció.

—Déjate de estupideces —soltó agarrándola por los brazos y levantándola para entrar en su apartamento—. Tengo que hablar contigo de un asunto serio.

Edith pateó el aire y bufó de manera poco elegante para que la soltara, no le gustaba sentirse como un jarrón al que pudiera colocar dónde le diera la gana al vampiro.

Cuando Jonathan cerró la puerta, percibió el aroma de lo que había ocurrido en ese mismo lugar momentos antes. Al parecer Edith había tenido una noche movidita y eso, por alguna razón que no llegaba a entender, le molestaba, y mucho.

—¿Una noche ajetreada? —soltó entrecerrando los ojos.

No quería que la vampira viera lo mucho que le molestaba ser consciente de que había otro hombre en su casa. Porque era absurdo que se sintiera de ese modo cuando se conocieron hacía menos de veinticuatro horas. Guardó bien lo que sentía, no quería que Edith se percatara de su confusión, porque por lo poco que sabía de ella, estaba seguro de que no le costaría burlarse de él.

—Estoy harta de que te metas en mi vida, lo que sospecho que llevas bastante tiempo haciendo —escupió con irritación mientras se cruzaba de brazos.

Jonathan entendió que le gustaba mucho más cuando se enfadaba, porque sus ojos brillaban con intensidad y tenía el vago presentimiento, de que esa pasión que demostraba, la haría una amante excepcional. Lo cual le llevó a sentirse bastante celoso del humano que dormía en su cama en ese momento.

Aparcó esos pensamientos tan poco propios de él y se centró en el quid de la cuestión. No estaba allí para protegerla, porque algo le decía, que ella no se tomaría a bien tener un guardaespaldas y tampoco es que él pudiera proporcionarle seguridad; por otro lado no se lo permitirían, pero podía advertirla del peligro que corría si no entregaba los objetos pronto.

 —No quiero meterme en tu vida, y si lo hago es porque no tengo elección —su brusca aclaración, dejó sin habla a Edith, al parecer ahora le prestaba atención—. Mira, yo no tengo ningún interés en el joyero y anillo de tu madre. Puedes creerme o no, me da igual. Pero tienes que saber que hay unas personas muy peligrosas que desean hacerse con ellos y nada les detendrá hasta conseguirlos. Ándate con cuidado porque pueden hacerte mucho daño, e incluso, llegar a usar la influencia que tienen sobre mí para hacértelo.

—¿Adolf usaría su influencia para obligarte a matarme? ¿Por qué?

La expresión asustada y sorprendida de Edith, hizo que Jonathan se revolviera por dentro. Su instinto más primitivo le empujaba a protegerla, a llevarla lejos y esconderla en un lugar seguro hasta solucionar los problemas con los vampiros que estaban detrás de unos objetos que, si bien tenían un valor incalculable, podrían ser sustituidos por otros incluso más valiosos, así que no entendía el porqué de esa obsesión. Claro que al menos podía comprender la postura de Edith. Con el paso del tiempo, pocas cosas podía ir conservando de su vida pasada, y no querría perder los últimos recuerdos de su madre.

Sin embargo, aquello podría costarle la vida, así que tenía que hacerla entender, que aquellos no valían más que su propia existencia.

—Él tampoco tendría elección. Hay un vampiro mucho más poderoso que es su creador y aún le controla. En el momento en que decida que tu vida le supone una molestia, no dudará en sentenciarte a muerte. Me extrañaría que no hubiera pensado ya en ello seriamente.

—¿Tú como sabes todo eso? ¿Es que acaso conoces a ese vampiro? —el miedo se palpaba en cada una de sus preguntas.

—Toda mi vida he sido investigador, así que sé muchas cosas y algunas las he ido averiguando por mi cuenta. No me gusta que me usen como a una marioneta, así que intento encontrar el modo de salir de este asunto sin perder la cabeza por el camino.

El sentido literal de sus palabras no escapó a los oídos de Edith, que abrió mucho los ojos por la impresión.

—Al vampiro no le conozco personalmente, pero sé que se llama Reidar Hawkins. Es alguien con el que no me gustaría cruzarme, de verdad.

Edith tuvo un presentimiento al percatarse de los pensamientos de Jonathan en ese momento.

—¿Tiene alguna relación con Rachel Hurt?

—Sí.

No sabía si contarle toda la historia, aunque como no se lo habían prohibido especialmente, Jonathan no tenía porqué guardarlo en secreto. Edith esperaba paciente a que continuara.

—Es su prometida.

Se quedó con la boca abierta y la cabeza hecha un mar de preguntas y dudas. No sabía cómo encajar todo lo que le estaba contando Jonathan. Sus colmillos estaban a punto de salir a escena y le estaban entrando unas horribles ganas de morder y desgarrar a alguien, pero si lo que le estaba diciendo era verdad, al menos parecía que estaba de su lado. Aunque no entendiera el motivo. Aunque a regañadientes, le estaba agradecida por ello.

Intentó serenarse y respirar hondo.

—Entonces debemos suponer que desea regalárselos para su compromiso, ¿no? —Jonathan asintió, aunque la pregunta la hizo más para ella misma—. La verdad es que no entiendo la fijación que tiene con ese anillo, porque si quisiera, estoy segura de que podría robarle muchas cosas más valiosas.

A Edith le rondaba por la cabeza el nombre del vampiro, y tenía la vaga sensación de haberlo oído antes. No sabía dónde, pero si le sonaba de algo, seguro que en alguna ocasión le habrían mencionado en su presencia. De lo contrario, ese nombre tan peculiar no le sonaría de nada.

—¿Sabes algo de ese vampiro, que dices que convirtió a Adolf?

—Bueno, él me dijo una vez, que en 1727 le convirtió en vampiro, y le arruinó la vida. Le arrebató a su gran amor y toda posibilidad de tener una familia.

—Vaya, no sabía que Adolf fuera capaz de amar a nadie, salvo a sí mismo —dijo incrédula.

Vio que Jonathan se quedaba muy serio, tanto su expresión como sus sentimientos se volvieron como una coraza impenetrable e imperturbable. Se preguntó porqué se habría puesto así, si su comentario lo hizo sin malicia. Podía llegar a comprender que sintiera lealtad hacia él, así que guardó sus opiniones por el momento.

—Él te quiere, a su manera, algo extraña —observó en voz baja y sin alterarse—. Debías de sentirlo cuando le conociste, pero sobre todo cuando te convirtió.

—Sí, sentía muchas cosas, pero sobre todo le odiaba por hacerme esto —dijo señalándose a ella misma con la mano, abarcando todo su cuerpo—. No tenía ningún derecho a convertirme en algo semejante. Yo no se lo pedí, porque desde luego él no me habló sobre lo que era. Así que perdóname si yo no le amaba como dices que lo hacía él.

—No te estoy hablando del amor romántico. ¿Todavía no te das cuenta?

—Otra vez con lo mismo, ¿puedes decirme a qué te refieres con eso?

—Pregúntaselo a él.

—Lo haré, créeme —se acercó a él, hasta quedar muy pegados y alzó la vista—. Quiero verle mañana, dile que se pase por la tienda al medio día y comeremos juntos. Por la noche que ni lo piense, tengo cosas importantes que hacer.

Una gran sonrisa en los labios de Jonathan dejó a Edith sin habla y sin respiración.

—Me encanta cuando te pones exigente —alzó una mano y tocó su mejilla ligeramente—. Sería un placer cumplir tus órdenes.

—Ya te gustaría —soltó sin pensar. Quiso retirar las palabras nada más pronunciarlas.

—Sí, me gustaría mucho —murmuró acercándose a sus labios de manera peligrosa.

Un ruido en el dormitorio, acabó con ese momento tan íntimo y tan inadecuado. Edith sonrió y se mordió un labio de manera provocativa. Se estaba divirtiendo al ver la incomodidad de Jonathan, pero se lo tenía merecido, por haber llegado en un momento tan inoportuno a su casa. Eran las dos de la madrugada y ella no esperaba a nadie en ese momento, y menos a él.

—Tu novio ha despertado. Os dejaré a solas para que sigáis con vuestras actividades.

Edith notó que Jonathan había enfatizado, de más, la palabra “actividades”, pero no supo porqué, ya que desapareció de su vista en menos de un segundo. Cuando Ian apareció por el salón, ya no sentía la presencia del vampiro en el edificio. Habría jurado que Jonathan se sentía molesto por la interrupción de su amigo, pero no le conocía lo suficiente como para asegurarlo.


Pronto dejó de pensar en él, porque su querido humano estaba más que dispuesto a complacerla. Dejó vía libre para que ella hundiera sus colmillos en su cuello y ninguno dijo nada en mucho rato. Edith adoraba la entrega que veía en Ian y se lo agradeció de manera muy contundente.



Podéis encontrarla en amazon.es


Os dejo el book trailer aquí.


lunes, 17 de noviembre de 2014

Mi libro de relatos

Os dejo algunos comentarios que hay hecho sobre mi libro que contiene 5 de relatos románticos. Espero que os animéis a leerlo! 



Recomendación de Estefanía




Mi reseña sobre "Calle Dublín" de Samantha Young




Quiero darle mil gracias a Paula por su recomendación. Es un libro que me ha sorprendido muchísimo. No es nada raro que haya sido Best Seller, porque lo tiene todo: una trama ágil con un lenguaje sencillo y sin tapujos, personajes difíciles con ánimo de superación y descripciones precisas para que te resulte fácil imaginar los sucesos y escenarios de la historia.

Las escenas entre los personajes principales están cargadas de tensiones, sensualidad y también ternura. Me encanta cómo superan el pasado y las vueltas y giros que sufren hasta conseguir sus metas.

El humor está presente durante toda la historia, haciendo que la combinación con la parte más complicada, es decir, los traumáticos sucesos que padecen los personajes en su juventud, hacen de esta novela una lectura interesante, en todo momento esperas que algo nuevo ocurra.

Hay una cosa que no se suele ver en las novelas románticas, y es que en la parte final hay muchísimas sorpresas y giros inesperados (normalmente hay un ritmo fijo en el que se van cerrando los cabos sueltos y por fin el esperado desenlace). La autora se las ingenia para confundir y "retorcer" un poco las cosas... de tal modo que al leerlo, te quedas con una amplia sonrisa, el corazón latiendo a mil y dos lágrimas en los ojos. 

Es una historia muy emocionante, emotiva, divertida y sensual. Os encantará!!!

viernes, 14 de noviembre de 2014

Entrevista para el blog de Nerea


Agradezco muchísimo a Nerea por hacerme esta entrevista, lo pasé genial :)

Aquí la podéis leer entera. Espero que os guste!

jueves, 13 de noviembre de 2014

SUPER PROMOCION

Buenos días a todos!! 

Esta semana os dejo una PROMOCIÓN que no podéis perderos. Mis libros y relatos estarán a 0,89€ y su equivalente en dólares en amazon.com.


Durará dos semanas, desde hoy 13/11 hasta el 27/11.

Espero que os animéis y disfrutéis de las historias que he creado para vosotros. Feliz semana!



 Solo tenéis que pinchar en los iconos de amazon a la derecha del blog, y para los que tengáis el móvil, podéis pinchar aquí.




martes, 11 de noviembre de 2014

Mi reseña de "Una dama a sueldo" de Amanda Quick



Es una novela romántica histórica. La que más me ha llamado la atención hasta ahora. 

El motivo es sencillo, es una autora con muchísimo talento y el libro es de uno de los géneros de la romántica que más me gusta. Además, la trama principal habla sobre un misterioso objeto que sin duda hace que sea algo insólito y original.

Los personajes se conocen de un modo bastante poco convencional. Podría decirse que hasta cómico. Y su relación va floreciendo de una manera muy especial. Cada uno es único y los dos tienen temperamentos fuertes y compatibles, lo que les hace perfectos el uno para el otro; una relación en sintonía que se verá enfrascada en muchos y turbulentos problemas.

Está plagada de misterios, asesinatos, intrigas y muchas pasiones.

Lo disfruté muchísimo. Se lee de forma ágil y te atrapa con sus intrincadas vueltas de tuerca. Captará tu atención e interés desde el minuto uno y así hasta el final.

La recomiendo. Os encantará.



jueves, 6 de noviembre de 2014

Mi reseña sobre "Entre dos mundos" de Kassfinol



Tercer libro de la trilogía de la invocación.

Lo terminé y me quedé con ganas de más. Se me hizo muy corto y sin duda lo disfruté muchísimo. Es una historia muy intensa y emocionante. Algo que me gusta de las sagas es que los personajes principales, aparecen en los distintos libros y así ves cómo evolucionan con el tiempo.

En esta ocasión los protagonistas son Amelia y Arthur (cuyo nombre real, será desvelado en su momento).

Esta historia lo tiene todo: amor, intrigas, traiciones, personajes diferentes y fascinantes... todos los requisitos para que sea interesante y te cautive de principio a fin.

Aunque sufren a manos de personajes terribles, también consiguen preciados regalos: amor y amistad.

Recientemente supe que existe otro relato a continuación, lo cual me dejó muy ilusionada, porque estoy deseando leerlo. Saber que la saga no acaba aquí me pareció perfecto, así seguiré disfrutando con estos particulares personajes. Les encantarán sus naturalezas, las situaciones que viven a causa de una decisión que tomaron y las consecuencias de ésta.

Os recomiendo leer estos libros. En este enlace podéis ver las sinopsis y adquirirlos por un precio increíble. 

Hasta la próxima!



miércoles, 5 de noviembre de 2014

Mis cuentos juveniles

Buenos días!!

Para los que aún no conocéis los relatos juveniles de fantasía que he publicado, aquí os dejo los enlaces (pinchando las fotos). 

Podréis ver las sinopsis y adquirirlos por solo 3,90€ en papel

Si alguien desea tenerlo dedicado, os podéis poner en contacto conmigo en facebook o twitter. O bien dejar un comentario aquí. 

Feliz miércoles a tod@s!






lunes, 3 de noviembre de 2014

Mi reseña de "Hechizos de amor" de Linda Wisdom



Me encanta este libro. Lo leí por primera vez hace muchísimo tiempo y me dejó con una gran impresión. Es una novela romántica contemporánea repleta de personajes sobrenaturales: brujas, fantasmas y vampiros... entre otras criaturas. 

Tiene todos los ingredientes necesarios para ser una de las novelas favoritas entre todas las que tengo en mis estanterías.

Algo que la define muy bien, es que la narrativa es muy fluida, en todo momento es comprensible y sencillo. No por ser fantasía es difícil de imaginar lo que vas leyendo. 

Sus personajes son extraordinarios, tienen unas impresionantes personalidades y una fuerza desgarradora. Te enamorarás de los protagonistas y detestarás a otros... seguro.

El misterio, los lugares increíbles, las escenas eróticas y las que están repletas de humor, son algunos de los detalles que te sorprenden y van haciendo que te metas en la historia y vivas cada una de sus facetas sin perder ni pizca de interés.

Desde luego la recomiendo. Estoy deseando releer la segunda parte.



Enlace de Hechizos de amor

Enlace de Polvos mágicos



domingo, 2 de noviembre de 2014

Premio "Best Blog"

Me siento afortunada y muy agradecida al blog que me nominó Romanticón . Es todo un honor que valoren el trabajo que conlleva un blog, que no es solo publicar posts, sino que es compartir con la gente algo que te gusta y que tienes en común con ellos. En mi caso la lectura y escritura.




Este premio se otorga a los blogs con menos de 200 seguidores para animar a la gente a visitarlos y conocerlos. Los requisitos para quienes lo reciben son: agradecer el premio a quien te nominó. Visitar los blogs que fueron nominados contigo, responder las preguntas y hacer las tuyas propias, y nominar a 11 blogs que te gusten (que tengan menos de 200 seguidores).


Las preguntas con las que me nominaron son:

1) ¿Cuándo te decidiste a hacer el blog y porqué?

Bueno, lo creé cuando escribí mi primera novela. El motivo fue sencillo, era una buena forma de que la gente conociera mi trabajo y también de facilitarles el modo de adquirirla y leer los capítulos gratuitos, promociones, reseñas y otras cosas relacionadas con mis libros.


2) Si pudieras dedicarte a vivir del blog ganando menos dinero que solo con tu profesión, ¿lo harías?

Ahora mismo no estoy trabajando, así que dedico todo mi tiempo a mis libros y al blog.


3) Dime alguien a quien admires.

Admiro a muchos amigos y conocidos. Hay gente extraordinaria a la que, aunque conozca solo por las redes sociales, merecen admiración y cariño por su dedicación y porque luchan por lo que quieren en la vida, aunque a veces les cueste un gran esfuerzo.


4) Si fueras un libro, ¿qué libro serías? 

Sin duda uno muy romántico.


5) Dime una ciudad para vivir, un país al que viajar y un libro que te gustaría leer.

Una ciudad: Granada, sin duda. Un país: Italia. Un libro que me gustaría leer: el nuevo de Paula Rivers... uno que aún está en el horno y que sin duda será extraordinario, como todos.


6) Ahora quiero que te mojes, ¿cuál es tu blog favorito?

Ahhhh!!! No puedo elegir solo uno... o me matarán!!


7) ¿Alguna vez has llegado tarde por haber estado leyendo hasta última hora y no ser capaz de despegarte de las páginas del libro que estabas leyendo?

Pues sí, alguna vez he tenido que salir corriendo... porque en ocasiones los libros me atrapan, no tengo remedio :-P


8) De aquí a 5 años, ¿cuántos libros calculas que te leerás?

Ni idea... un número aproximado es: MUCHÍSIMOS.


9) Una razón por la que no deberíamos dejar de visitar tu blog.

Para no perderos las novedades que iré publicando.


10) ¿Me perdonas si las preguntas que te he hecho te han puesto en algún momento en un aprieto?

Claro que sí!! :-)


Blogs que nomino:




Y aquí os dejo las preguntas para mis nominadas:


1) ¿Has publicado un libro alguna vez? ¿Cuál?
2) ¿Qué es lo que más te inspira para escribir?
3) ¿En qué momento del día prefieres ponerte a leer?
4) Tu película o películas favoritas.
5) Un sueño que tengas por cumplir.
6) ¿Qué tipo de música te gusta más?
7) Me gustaría que compartieras algún momento importante o especial en tu vida.
8) ¿Qué libro dirías que es el más romántico que has leído?
9) Un libro que recomiendes.
10) ¿Qué rasgo de tu personalidad consideras que te define como persona?


Besos!