miércoles, 13 de noviembre de 2013

Mi reseña sobre "Secretos de arena" de Helena Nieto



Cuando escoges un libro de tu estantería, lo compras o tomas prestado, siempre te asalta una duda: ¿Me gustará o no?

En mi opinión “Secretos de arena” independientemente de si te gusta en mayor o menos medida el género romántico, es una historia que te va a llegar al corazón y su lectura te hará reflexionar. A mí personalmente me ha encantado.
La historia narrada en tercera persona, habla principalmente sobre la vida de Anna y su casi inexistente relación con su padre. La fuente de todos sus problemas es la falta de una relación más estrecha y comunicativa por parte de ambos. Helena nos cuenta a través de ellos cómo los secretos a menudo son la causa de la ruptura o deterioro de las que debieran ser las mejores relaciones, es decir, entre un padre y una hija el amor tendría que ser incondicional, pero a veces las circunstancias de la vida puede envolver esa relación en un torbellino de emociones encontradas cuando la sinceridad no forma parte de ella.
Los problemas para la protagonista no hacen sino aumentar, cuando sin saber muy bien por qué lo hace, visita a su padre con sus hijos y decide quedarse a pasar el verano con él y con la mujer que ahora comparte su vida. Pasar tanto tiempo en la casa de su infancia y con alguien con quien tiene una relación tan complicada, hace que los recuerdos de Anna vuelvan a atormentarla y los nuevos descubrimientos sobre la pasada pérdida de un ser querido pueda ser más que eso: la ruptura de toda una familia.
Los personajes secundarios evolucionan al igual que los protagonistas. Anna encuentra a alguien especial en ese viaje y no es precisamente un camino de rosas. Sus hijos no están de acuerdo con la toma de decisiones que se realizan y Helena describe muy bien cómo pueden ser las relaciones de una madre con dos hijos adolescentes. Su forma de escribir hace que en cada situación puedas ponerte en el lugar del personaje que la vive y sentir la alegría, tristeza, pasión o desesperación. Puedes vivir a través de cada uno de ellos y tiene mucho mérito, ya que todos son muy diferentes, tanto en edad como en sus personalidades.
En definitiva, es una historia muy profunda que en mi opinión nos plantea algunas cuestiones: ¿Seríamos capaces de dejar atrás el pasado y avanzar? ¿Perdonaríamos a quién nos guarda un secreto, aunque esa persona solo quisiera protegernos?
Secretos de arena me cautivó desde el principio y recomendaría su lectura a aquellos a quienes les gusten las buenas historias y experimentar los sentimientos de los personajes que aparecen, tan intensamente como los propios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario