lunes, 25 de mayo de 2015

Mi reseña sobre "Los héroes son mi debilidad" de Susan Elizabeth Phillips



Llevaba tiempo esperando la edición en español de este libro y tengo que decir que ha valido la pena cada segundo de espera.

Es una novela romántica contemporánea muy en el estilo de SEP, pero también tan distinta a todas las demás, que me ha sorprendido gratamente. Está muy bien escrita, la lectura es fluida y la verdad es que a mí se me hizo corta cuando la terminé.

Es una mezcla de romanticismo, drama y giros inesperados, que hacen que te mantengas el vilo durante toda la trama. Aunque es habitual que SEP me enganche con sus libros, he de decir que este se lleva la palma. Hay tantas cosas por descubrir desde el principio, que es difícil despegarse de sus páginas. A pesar de que las novelas románticas tienden a ser predecibles en algunos puntos, esta novela ha conseguido sorprenderme muchísimo conforme iba avanzando.

Los protagonistas están muy bien construidos, ambos pasan por dificultades (algunas emocionales y también alguna que otra, económica), y me encanta la habilidad que tiene la autora para que el lector pueda ver la trayectoria y evolución de cada uno hasta el final. 
A pesar de que hay ciertos aspectos oscuros y sombríos en la trama, durante el desarrollo de la misma, se combinan a la perfección con la dosis perfecta de dulzura que aportan algunos personajes secundarios. En esta historia, ese papel lo protagoniza Livia, una niña preciosa y tímida que aparece durante toda la historia y es crucial para la misma.
Annie y Theo son los protagonistas principales de esta novela. Annie se dedica a hacer espectáculos para niños con unos muñecos muy especiales, y que también tienen su papel en la historia y son un toque muy divertido. Es una mujer fuerte y segura, que a la vez piensa que no tiene ninguna de esas cualidades, pero pronto alguien le hará ver que está equivocada y que es mucho mejor de lo que piensa.
Theo es escritor de novela negra. Ha pasado por mucho y carga sobre sus hombros una culpa que no es capaz de borrar. No siempre ha actuado como debiera, por eso, entre otras cosas, suele desear estar solo con sus fantasmas. Los cuales no desaparecen, sino al contrario, parecen regresar con la vuelta de Annie a Peregrine Island.

El encuentro de Annie y Theo, remueve recuerdos olvidados y no les será fácil la convivencia, ya que viven casi al lado, en una isla que está apartada de todo. En la que además, las personas que residen allí son capaces de actuar de un modo irracional cuando creen en peligro su modo de vida.

Los personajes se enfrentan a dificultades y también a viejas heridas que no ha cicatrizado, por lo que tendrán que solucionar sus problemas si quieren encontrar la felicidad y dejar el pasado atrás.

Te invito a conocerlos en esta novela. No te arrepentirás.

Puedes adquirirla aquí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario