domingo, 4 de enero de 2015

Mi reseña sobre "Tenías que ser tú" de Susan Elizabeth Phillips



Os presento una de las series románticas que más he disfrutado. Conocí el trabajo de esta autora en 2008 y desde entonces he leído casi todos sus libros. Algunos de ellos van llegando poco a poco a España lo cual es algo que siempre espero con mucha ilusión. Fue esta autora la que me hizo enamorarme del género, antes de entonces ni siquiera sabía que estas novelas (y el género romántico en general) pudieran gustarme tanto.
Y es que SEP escribe historias tan románticas como divertidas y llenas de valiosas lecciones de la vida. Sus descripciones te hacen viajar e imaginar lugares increíbles donde te gustaría estar en el momento en que lees sobre ello.


Cada personaje es único, están tan llenos de virtudes como de defectos ;-) y eso los hace más reales, creíbles, cercanos y preciados. La superación personal es palpable y se va desarrollando a lo largo de las páginas de una forma fluida.
Sus escenas románticas entre los personajes son tiernas y emotivas. También pueden llegar a ser de lo más ardientes o divertidas según el momento, lo que consigue que durante la lectura, no pierdas interés en ningún momento.


Tenías que ser tu es la primera novela que pertenece a la serie Chicago Stars.


Los Chicago Stars son un equipo de fútbol americano que está teniendo algunos problemas internos, el mayor de ellos lo tiene cuando muere su dueño, Bert, y su hija Phoebe Somerville lo hereda aunque de forma temporal. No tienen ni idea del funcionamiento de ese deporte y no tiene intención de cambiar ese detalle. También se tendrá que hacer cargo de una adolescente rebelde que resulta ser su hermanastra (Molly). 
A su primo Reed no le hace gracia que ella esté al mando del equipo que él tanto desea poseer, aunque finge simpatía, pronto se descubrirán sus verdaderos sentimientos. Esconde un terrible secreto que afectará a Phoebe de la manera más siniestra. 
Dan Calebow es el entrenador del famoso equipo. Es temperamental, atractivo y se ha ganado a pulso su apodo: "Iceberg". Cuando se da cuenta de quién dirige ahora su equipo de fútbol, bueno, digamos que no le hace gracia y pierde los papeles en más de una ocasión. No será fácil que los protagonistas se entiendan... son tan diferentes que bien podrían estar en planetas distintos.


Ni Phoebe ni Dan han tenido una infancia fácil y ambos han luchado por sobrevivir, ella oculta sus sentimientos bajo un comportamiento coqueto y sensual, cuando en realidad es una mujer insegura y sensible. Él sin embargo, está estancado en su dura infancia y oculta su anhelo de una vida sencilla y corriente bajo su duro comportamiento e intransigencia. Toda su vida es el fútbol y no piensa tolerar que nadie lo ponga en peligro.

A pesar de sus diferencias, podrían formar una pareja maravillosa, ¿se darán cuenta de ello?


Os invito a descubrirlo en esta historia, estoy segura de que os gustará. Una vez que comienzas a leer, no podrás parar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario